Cultura

Porqué deberías ver Rumble Fish

Fuente: Arizona Daily Sun

Inspirado en el libro homónimo de Susan E. Hinton, y llevada a la pantalla grande en el 1983 por el genio Francis Ford Coppola. Esta es una joya oculta que no debes perderte si tienes un espíritu rebelde y aventurero. Protagonizada por Mickey Rourke, Matt Dillon, Diane Lane y Nicholas Cage.

Sus tonos en blanco y negro (mucho ojo con los poquísimos elementos que sí tienen color) te llevarán a un sitio donde el ímpetu juvenil es la única ley que se respeta. Rusty James (Matt Dillon) es el típico adolecente problemático que detesta todo lo que lo rodea, su única lealtad se la debe a sí mismo, su barrio y el absoluto amor hacía su hermano mayor, el chico de la motocicleta (Mickey Rourke). La necesidad de Rusty James por ser como su hermano hará que atraviese sucesos reveladores y duros de afrontar, el chico de la motocicleta es una leyenda para todos, odiado o amado, pero nunca en el medio.

La película es un viaje filosófico abierta a la recepción e interpretación de la audiencia, llena de frases memorables, aforismos y soliloquios que hacen el trabajo de Coppola una obra maestra, superando con creces (a mí parecer) a The Outsiders (película de Coppola, también inspirada en el libro homónimo de Hinton). El panorama desesperanzador es el velo que cubre la cinta, sin embargo, te aseguro que al final de la película tendrás ganas de salir y comerte al mundo, siendo genuino a tus ideas y principios.

No entro en detalles sobre la trama porque no es lo más importante, aunque si debo comentar algo (y sin intención de hacer spoilers), es un retrato de lo que fue aquella generación perdida y huérfana de todos a principios de los 80s, un paseo por las calles que los adultos del “american dream” no se atreven a ver ni de soslayo, los repudiados, los parias. El chico de la motocicleta es el príncipe de los subalternos, quién es Rusty James entonces.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *