Skateboarding

LOS SLAM DEMONS DE TODO SKATER

Fuente: Thrasher Magazine

La creatividad para ilustrar los peligros del skate nos encanta. THRASHER MAGAZINE nos describió los golpes que todo skater ha vivido… y lo hicieron de la manera más genial posible.

Todas las ilustraciones fueron realizadas por James Callahan y Adam Creagan le apoyó para describirlas lo más directo posible y nosotros te lo resumimos. Y bueno, antes de enumerarlos…la verdadera pregunta es, ¿Qué hacer para exorcizar estos demonios tan repentinos y macabros? En el skate, como todos sabemos, es imposible no darse uno que otro golpe. Es normal y parte de la experiencia, pero debes educar tu cuerpo con mucha práctica.

La protección (para cabeza, rodillas, etc.), concentración y saber cómo caer son imprescindibles para patinar, también sentirte libre y seguro/a de ti. Además, si te golpeas fuerte…te rogamos que te cures bien porque tu cuerpo es impresionante, pero cobra la factura si no lo cuidas correctamente. Y por último, lo más importante: disfrútalo con tus amigos.

Aquí te dejamos a los Slam Demons. ¡Están en todo! Si eres skater seguro te traerán los peores y mejores recuerdos:

Vacilación: A este demonio le encanta sembrar la duda y desconfianza. Te susurra al oído mientras patinas pacíficamente, causando inseguridad y un futuro doloroso. Y claro, ¡Pum!

 

 

Maldita piedra: (Preferimos traducirlo al sentimiento más que la acción) Chiquita pero poderosa, estas roquitas se convierten en tus mayores enemigos, además de crujir te mandarán a volar muy alto…no importa a donde vayas siempre hay más de alguna.

 

 

La barrida: Algunas veces pasa que uno va patinando y ¡oh sorpresa!…la patineta se desvanece debajo de uno. ¿Fuiste tú? ¿La serpiente? ¿Magia? Tarjeta roja, por favor.

 

 

El cohete de la pisoteada: Física, colegas. Es cruel pero justa, si pasas muy fuerte despegará un misil con un único objetivo de su lanzamiento: tu cara.

 

 

 

Tambaleo de velocidad: Aquí hay dos o más demonios divirtiéndose, el equilibrio es lo que juraron destruir al nacer y tus trucks no pueden hacer nada para evitarlo. Una vez pierdes el equilibrio y escuchas pequeñas risitas maquiavélicas.

 

 

Vaquero de manos: Sonará a kamasutra pero ya quisiéramos todos que fuese tan placentero. Es natural, todo ser humano al caer por instinto pone las manos para protegerse, ¿no? Bueno…¿a veces no sientes que te esposan o te las amarran? Perdiste el cruel rodeo.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *