Historias

La montaña que enamoró a Hitler

Fotografía: Free Walking Tout Salzburg

La montaña Untersberg, es un gigante de 2 mil metros que está entre Alemania y Austria, para muchos viajeros y amantes de la aventura, Unterberg es el espacio donde se puede retroceder o avanzar en el tiempo. Pero hay algo que hace esta montaña un lugar extraordinario, y es que entorno a ella hay miles de historias misteriosas que llegaron a enamorar a nada más y nada menos que Adolf Hitler.

Según las antiguas leyendas, en esta montaña, el emperador Federico Barbarroja durmió profundamente, dentro de su sueño su barba creció de manera estrepitosa alrededor del macizo. A día de hoy, su barba ya habría dado dos vueltas completas a la montaña, pero lo interesante ocurre en la tercera vuelta; muchos creen que al completar la tercera vuelta, llegará el fin de los tiempos.

Fotografía: DW

Pero esto no esta leyenda no es lo único que hace de Utersberg una montaña misteriosa, existen hechos reales que harán que sientas un escalofrío por el cuerpo. Muchas personas han sido reportadas como desaparecidas cuando ingresan en cavernas de la montaña, pero luego, a los meses de reportarse desaparecidas, reaparecen sin poder recordar absolutamente nada. El caso más famoso por ser reciente ocurrió en 1987.

Hitler, en su espíritu lúgubre, encontró fascinación por el aura que recubre a esta montaña, él consideraba que esta era la entrada de la Tierra, y mandó a un grupo de investigación a que le proporcionara más información al respecto de las desapariciones y la montaña en sí. Llegó a amar tanto a Utersberg, que mandó a construir la casa de Berghoff, justo enfrente de la montaña.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *