Curiosidades / Historias

La historia detrás del 4:20

Fuente: Publiko.mx

Llegó el día, el día en que los consumidores de cannabis disfrutan un poco más de su hierba sagrada. Un evento que mundialmente ya es reconocido y tiene una connotación de relajación, buena vibra y sobre todo, mucha mota. Todo esto es sumamente interesante, pero ¿Alguna vez te has detenido a pensar el porqué de esta “celebración”? Aquí te contaré cómo surgió todo.

Todo se remonta al año 1971 en Estados Unidos, en un instituto en California, un grupo de amigos que se autodenominaba como “Los Waldos” eran los típicos chicos busca problemas que siempre estaban ideando cómo romper las reglas. Los Waldos entre sus andadas un día averiguaron de una bodega que tenía un cargamento enorme de marihuana y nadie la reclamaba, estaba abandonada y esto era una oportunidad de oro.

Los Waldos eras extremadamente astutos, por lo que no querían levantar sospechas de nadie (menos de la policía), por lo que coordinaron que todos los días a las 4:20 de la tarde, se juntarían en la bodega a fumar la mercancía. Se hizo honor al trato, y esto transmutó en la costumbre, siempre a la misma hora en el mismo lugar. Lo que ocurrió después es que su palabra clave siempre era “4:20” cuando era momento de darle a la mota, por lo que muchos a su alrededor empezaron a indagar en el significado de este “código”.

El boca a boca fue brutal, corrió como la pólvora y al cabo de poco tiempo, todos sabían cuál era el significado detrás del 4:20. Todo esto conformó un localismo muy propio, pero cuando explotó a nivel mundial fue cuando Los Waldos fueron a la fiesta privada de un grupo de Rock, siempre con su rollo del 4:20 fue demasiado llamativo y cool para los miembros de la banda, por lo que siguieron invitándolos a sus fiestas privadas… Llegó a tal punto, que en medio concierto el vocalista entre canciones miraba fijamente al público y gritaba: “¡¿Qué hora es?!” a lo que la gente contestaba: “¡4:20!”. Llegaron las pancartas que únicamente decían 4:20, todos sacaban su porro y bueno, el resto es historia.

Otras bandas empezaron con esta tendencia, sin siquiera saber su origen real, luego estas bandas hicieron tours internacionales y todos entendían rápidamente que se trataba de forjar tu porro de marihuana y gritar a todo pulmón “4:20”. Para rematar, varias revistas juveniles empezaron a publicar artículos sobre este tema y consiguieron que se conociera aún más esta tendencia… 1971 y hasta la fecha esto sigue viviendo con fuerza en todo el mundo.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *