Historias

El Castillo de Drácula: de empalamientos a vacunas

Fotografía: Bran Castle

La historia de Vlad III de Valaquia, o mejor conocido como Drácula, es una teñida de sangre y extrema crueldad. Reconocido por sus enemigos por sus terribles prácticas belicosas, Drácula fue el mayor empalador de toda historia, llegando a empalar aproximadamente a 100,000 personas. Pero en un giro histórico que pareciera querer reivindicar un lugar que fue símbolo de crueldad y sadismo, hoy sería uno de esperanza y libertad.

Tal como ha ocurrido alrededor de todo el mundo, las jornadas de vacunación contra la Covid-19 toman sitio en lugares que tengan la capacidad de albergar a muchas personas simultáneamente. La que una vez fue hogar de Drácula, el castillo Bran, hoy se ha convertido en un centro de vacunación para la población rumana, la cual provee a sus pacientes de la vacuna Pfizer y un tour gratuito como parte de un incentivo.

Las personas que se hayan vacunado obtendrán un certificado que enmarca la “responsabilidad y valentía”, además les notifican que serán bienvenidos al castillo durante los próximos 100 años. Tristemente el castillo de Bran ha sufrido mucho por la falta de turistas, el personal ha hecho público su malestar ante la precaria situación, esperan que en los próximos meses de vacunación todo vuelva a la normalidad, de lo contrario tendrán que cerrar operaciones y limitarse a proporcionar mantenimiento del castillo.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *